Reconstrucción de pezón y areolas con micropigmentación

¿Qué es la reconstrucción de pezón y areolas con micropigmentación?

La reconstrucción de areolas o pezones consiste en la implantación de pigmento o micropigmentación en mamas reconstruidas. Se persigue un resultado muy natural, simétrico y con sensación de volumen.

Aunque es algo muy desconocido por la sociedad, es importantísimo tras una mastectomía, devolver a la paciente su pecho lo más parecido posible al que tenía y para eso es imprescindible una reconstrucción de areolas.

Desde nuestro centro estético en Zaragoza conseguimos devolver la confianza y la seguridad a nuestras pacientes gracias a la reconstrucción de pezones y areolas mediante la técnica de micropigmentación.

Aquí puedes escuchar una entrevista en el programa de Federico Jiménez Losantos. Te recomendamos visitar también nuestra página sobre oncoestética para más información.

Micropigmentación oncológica. Volver a sentirte tú tras un cáncer de mama

Desde el punto de visto estético, el cambio al que tienen que someterse una mujer tras cáncer es muy grande y su preocupación por verse igual también lo es. Con todos estos avances estéticos, logramos que este cambio que viven pase lo más desapercibido posible y ellas logren mirarse cada día al espejo con ganas de seguir luchando.

Además de la reconstrucción de areolas, la actual técnica de micropigmentación, logra simular de manera natural el pelo de las pestañas y el vello de cejas que irá cayendo durante las sesiones de quimioterapia. Esta técnica responde, de manera muy efectiva a una de las preocupaciones estéticas añadida a esta enfermedad.

Hay que destacar que al estar contraindicada con el tratamiento de quimioterapia y es preferible hacérsela antes de comenzarlo.

Aquí puedes leer más sobre la micropigmentación de cejas.

Micropigmentación oncológica con una de las mejores especialistas de España

Patricia Gascón, directora de Ella’s Spa &Beauty en Zaragoza es una de las mejores especialistas en micropigmentación oncológica de toda España.

Recomendada por los mejores cirujanos de la ciudad, el año pasado ganó el Premio de Reconstrucción de Areola en el congreso CIMA de micropigmentación avanzada.

Patricia ha realizado algo más de 1.500 trabajos de micropigmentación, de los cuales más del 80% son micropigmentaciones de areolas en mujeres mastectomizadas.

El resultado de sus reconstrucciones es hiperrealista, con un efecto completamente natural y con una sensación perfecta de simetría y tres dimensiones.

Ejemplos de micropigmentación de pezones y areolas

A continuación puedes ver algunos ejemplos de micropigmentación oncológica realizados por nuestra especialista Patricia Gascón en Ella's Spa & Beauty.

¿Cómo trabajamos la reconstrucción de areolas?

Antes de hacer una reconstrucción de areolas con micropigmentación, Patricia Gascón dibuja en el cuerpo de sus clientas un boceto de cómo quedaría el resultado final, tanto de la areola como del pezón. Un estudio completamente gratuito y que te servirá para acabar de decidirte.

  1. En una primera cita se estudia la zona que se va a tratar de la paciente y se busca armonizar con el resto.
  2. Antes de micropigmentar se realiza un dibujo previo en el área a tratar buscando la forma más natural
  3. Se hace un diseño de la zona idéntico a cómo quedará la zona tras el tratamiento y se trabaja con él.

Reconstrucción de areola-pezón paso a paso

La reconstrucción del complejo areola-pezón es el complemento final de la reconstrucción mamaria. El objetivo es devolver, a la nueva mama reconstruida, su aspecto natural y conseguir simetría con la mama opuesta, potenciando la autoestima de la paciente. Para algunas pacientes saber que la mama puede reconstruirse con un buen resultado estético es vital para llevar con más optimismo todo el tratamiento que conlleva el cáncer de mama. La micropigmentación reparadora, es un tatuaje intradérmico que ayuda a recuperar el aspecto de la areola definitivo tras una reconstrucción mamaria. Tras unos meses después de la reconstrucción mamaria, se realiza la reconstrucción del pezón. A los 2 ó 3 meses, nos encontraremos con un lecho estable y un pezón retraído de forma que ya habrá alcanzado el tamaño y la forma definitiva, es cuando realizamos el tatuaje dando la forma areolar, consiguiendo una pigmentación o coloración lo más estable posible e intentando conseguir un resultado óptimo lo más parecido posible a la mama contralateral . Dependiendo del tipo de mastectomía y reconstrucción mamaria, la piel conservará mayor o menor sensibilidad, llegando incluso a ser casi insensible a la introducción del pigmento. El tatuaje o micropigmentación, se suele realizar en dos tiempos. Es probable que en un futuro sea necesario un repaso, ya que hay tendencia a perder algo de pigmentación.

Sesiones necesarias para un acabado perfecto

Es muy complicado determinar el número de sesiones a realizar ya que es indispensable un diagnóstico previo personalizado para determinarlo, pero siempre y como mínimo serán un mínimo de dos sesiones por zona.

¿Es definitiva la micropigmentación?

La duración de esta técnica está entre dos y cuatro años pero será la renovación natural de las capas de la piel la que determine si el pigmento se elimina antes o dura más. Al tratarse de una técnica definitiva es necesario, con el paso del tiempo, hacerse algún retoque.

INDICACIÓN
La dermografía médica está indicada como terapia cosmética o como terapia complementaria en cirugía reparadora. Mediante este sistema se puede volver a dibujar el pezón, en mujeres intervenidas de una reconstrucción mamaria, quedando un efecto muy natural. También se pueden disimular cicatrices alrededor de las areolas u otras cicatrices mamarias.

TRATAMIENTO
Es un tratamiento ambulatorio de una duración aproximada de dos horas, tras el cual la paciente se encuentra en perfecto estado. La técnica consiste en el tatuaje, a través de micro agujas, mediante la colocación controlada de pigmentos en la dermis, a 1-2 milímetros de profundidad,. Los pigmentos son naturales, de origen mineral, inertes, estériles y biocompatibles. El grosor de las diferentes capas de la piel (dermis y epidermis) es irregular y, aún introduciendo el pigmento a la misma profundidad, puede ser necesario un retoque, en algunas ocasiones, al cabo de un mes para su total fijación. Hay que tener en cuenta que el pigmento es más llamativo al principio y va desvaneciéndose gradualmente, durando una media de tres a cuatro años. Transcurrido este tiempo puede ser repasado, si se desea, para que el color conserve la misma intensidad inicial.

POST-TRATAMIENTO
Después del tratamiento puede aparecer alguna pequeña inflamación que durará algunas horas. La piel tarda en regenerarse entre 30 y 40 días. Durante este tiempo no deberá exponer al sol la zona tratada ni tomar rayos UVA ya que la piel podría sufrir importantes lesiones o hiperpigmentar de forma irregular y alterar el resultado del trabajo realizado. En la semana posterior, deberá aplicarse la pomada recomendada por el especialista para que la zona intervenida esté perfectamente hidratada, teniendo la precaución de no rascarla ni frotarla enérgicamente. Durante esta semana, la tonalidad del color será más oscura debido a las pequeñas costras que caerán, aproximadamente, a los 5 ó 6 días. Durante las dos semanas posteriores a la micropigmentación deberá evitar la sauna o bañarse en la playa o piscina.